martes, 29 de septiembre de 2009

Para mi amada hija:

Para mi amada hija:



Todas las noches contemplo tu rostro

Y veo sorprendida tu ensueño,

Lleno de tranquilidad

Y belleza…


Sin embargo mi sueño se interrumpe

Pensando…

Soñando…

Imaginando como tú y yo

Reposamos tranquilas… juntas

Sin sentir miedo…

Tristeza…

Pobreza…


Alimentándonos la una a la otra

Con nuestra caja de la imaginación al lado

Jugamos a un mundo perfecto

Donde solo tú y yo estamos


Pero mi mente llena de materia se regresa al aquí al ahora

Llenándome de incertidumbre

Y emancipando mi pensamiento

Trabaja…

Dice mi alma

…Trabaja y más trabaja…

Dice mi ser…


Mientras tanto tu ser solo dice juega

Háblame… platícame tus historias

Linda oyente de mis sueños

Linda durmiente en mi pecho


Sabes que pronto lograremos eso que queremos

Jugar y jugar y jugar…

Riéndonos del infinito…

Riéndonos de la materia…

Viviendo y disfrutando todo lo vivible y gozable…


Te amo mi dulce Luna de mis noches claras…

Tú y yo juntas encontraremos el alma

Encontraremos la calma…

Mientras tanto sueña y descansa…

Que tu madre oyente de tus encantos

Realizará tus sueños y los míos…

Te amo mi Lunita de tus travesuras…

4 comentarios:

Petrus Angelorum dijo...

¡Bravo!

Marduk dijo...

Que hermosas palabras salen de tu corazon, muchas gracias por compartirlas!!

Eres una gran escritora!!!

deborahbl dijo...

Prima, que lindas cosas siente uno por los hijos. Y si a veces quisieramos revivir con ellos y en ellos. Un abrazo

el grafiquero dijo...

Que maravilloso empezar el día leyendo algo tan hermoso, lleno de bellos sentimientos y profundo amor incondicional, cuando uno es padre estas expresiones llegan a tocar fibras muy sensibles. Muchas gracias por compartirlas.